PCC

ArteActivo o Artivismo

Por Fernando Pertuz

¿Incide el arte y la cultura en las elecciones, en las leyes y en la transformación social? … seguramente No … indirectamente, con el tiempo, puede que afecte a una persona … y esa persona cambie algo.

No dejamos de pensar porque en medio de nuestros procesos creativos nos cuestionamos nuestra responsabilidad social, y cuál debe ser el objetivo de nuestro trabajo en medio de un mundo desigual, injusto, absurdo e inhumano…

Si algún intento por transformar el mundo es de locos, ¿entonces que esperamos de la humanidad? si pensar un sistema donde todos tienen las máximas garantías, es soñador, utópico, ¿entonces que estamos haciendo hoy y ahora?

El término activismo, sus dinámicas y sus espacios de confrontación se han venido transformando a medida que las necesidades y los medios lo exigen; más cuando hemos dejado de creer en nuestros partidos, en nuestras religiones, en nuestra prensa, en nuestro sistema y en nuestra publicidad.   ¿Sirve el activismo en estos momentos? ¿Se es activista cuando no es pública la propia posición? ¿es el artivismo una moda del artista? ¿se hace activismo en una galería o en una feria? O simplemente es tener una actitud activa que incita a pensar, cuestionar, discernir y activar en otros una conciencia comprometida con lo que me sucede, y les sucede a otros. Si el mundo estuviera perfecto, si nuestras vidas estuvieran perfectas, seguramente no estaríamos trabajando en ello. Partimos de que mucho de lo que producimos y/o decimos es producto de nuestras experiencias personales y sociales, reflexionamos sobre ello para transformar nuestra vida antes que el mundo.   Reflexionar en las necesidades básicas de cada especie es fundamental, por eso en lo único que debemos pensar es en, salud, alimentación, vivienda, educación y buen vivir. ¿De qué sirven las grandes obras o intelectuales, de qué sirven los avances tecnológicos cuando el sistema global no es capaz de alimentar y cuidar a sus especies?

Muchas veces el arte activo o activismo pretende crear conciencia, no cambiar las cosas, o hacer leyes, quiere dar a conocer lo que otros no ven, para que con ese conocimiento la Común-Unidad actúe y se apodere de la situación y de su destino. El mayor problema de la democracia es que no participamos de ella, no votamos porque no creemos, y no supervisamos o fiscalizamos lo que sucede ni en nuestro barrio… Hemos delegado nuestro destino en manos de quienes nos esclavizan, y aún esperamos igualdad, justicia social, equilibrio, seguridad y protección a la vida.

Cuando el 1% de la población es dueña de lo que comemos, lo que nos cura, lo que nos transporta, lo que nos comunica, lo que nos da trabajo; y el 99% somos nosotros… ¿qué quiere decir esto? que somos la gran mayoría y que somos una partida de estúpidos, ignorantes, dormidos e indiferentes ante lo que acontece, y fuera de eso nos las damos de seres humanos sensibles o artivistas.

paute